Federación de Enseñanza de CCOO de Aragón | 3 marzo 2024.

Dos horas menos es más

    Artículo de opinión de Andres Mingueza, secretario de organización de CCOO Enseñanza Aragón, publicado en el Heraldo de Aragón.

    20/05/2022.
    Foto de la concentración en la "Gala de la Enseñanza Aragonesa"

    Foto de la concentración en la "Gala de la Enseñanza Aragonesa"

    ¿Sabías que en Aragón tenemos el dudoso honor de tener el profesorado peor tratado de España? El profesorado aragonés es el peor pagado, el que más horas lectivas trabaja y el que tiene menor estabilidad laboral de todo el país. Para corregir esta situación, los y las docentes aragonesas demandan una mayor contratación de profesorado y una atención más personalizada al alumnado y familias. Por ello cabe preguntarse si tras varios años sin mejoras significativas y a pocos meses del final de la legislatura, ¿es realmente la Educación una prioridad para nuestro Gobierno y para nuestra sociedad?

     El camino para conseguir estas mejoras empieza con modificar dos horas en el horario laboral de los y las docentes aragoneses. Una medida que ya se aplicaba en nuestra comunidad hasta el año 2012 y que otras muchas autonomías han recuperado. Lamentablemente, en Aragón no sólo los trenes a Teruel van despacio. Ya llevamos diez largos años sin deshacernos de ese recorte, lo que supondría la contratación de al menos mil profesores y profesoras. Este derecho laboral que se les arrebató a los y las docentes, es incluso reconocido y de recomendada aplicación desde el año 2019 por la Ley 4/2019, de 7 de marzo, de mejora de las condiciones para el desempeño de la docencia y la enseñanza en el ámbito de la educación no universitaria. Sin embargo la Administración aragonesa no ha decidido todavía terminar finalmente con esa etapa de recortes educativos que comenzó allá por el año 2012. Esperamos que el Consejero se haya dado cuenta de que ”el tiempo enseña al que no tiene maestro” y ya es hora de dar el paso.

    El profesorado aragonés demanda que, de sus 37,5 horas laborales semanales, dos horas pasen de ser docencia directa con el alumnado a otro tipo de labores dentro del centro educativo como por ejemplo atención a familias, atender la diversidad del alumnado, coordinarse con sus compañeros/as, formarse o participar y desarrollar proyectos educativos. Es sabia virtud reconocer el tiempo y sin él es imposible llevar a cabo con calidad todas las funciones que debe desempeñar a diario el profesorado. Es importante aclarar que con esta medida no se modifica el número de clases que recibe el alumnado y que los y las profesionales de la enseñanza seguirán trabajando el mismo número de horas dentro del centro. Lo esencial es destacar que esto supondrá una mayor contratación de docentes y por lo tanto una mejor atención al alumnado, más personalizada y en resumen un mejor servicio público. Si se implementara este cambio junto con un aumento de desdobles, mayor dotación de auxiliares de educación especial y técnicos de educación infantil no sólo se beneficiaría a los trabajadores y trabajadoras de la enseñanza, sino que también se estaría dando respuesta a las demandas de las familias aragonesas. La solución es sencilla, hace falta voluntad política y como bien dice el refrán “tiempo y dinero, grandes remedios.”

    El reconocimiento a los y las trabajadores públicos de nuestra comunidad no debe quedarse en aplausos en los balcones o palabras en discursos de campaña electoral, sino que debe traducirse en pasos reales que aseguren el futuro y la calidad de nuestra educación, nuestra sanidad y nuestra sociedad. Decía James Baldiwn que “el desafío está en el momento; el tiempo es siempre ahora”. En esta ocasión podemos decir que dos horas menos significan mucho más.