Federación de Enseñanza de CCOO de Aragón | 20 abril 2024.

El Ministerio de Educación, FP y Deportes incorpora algunas reivindicaciones de CCOO en el proyecto de RD

    Dicho borrador será analizado en el Consejo Escolar del Estado el martes 12 de marzo.

    28/02/2024.
    En este nuevo documento presentado, el MEFPD asume las reivindicaciones planteadas por CCOO

    En este nuevo documento presentado, el MEFPD asume las reivindicaciones planteadas por CCOO

    CCOO celebra que el Ministerio de Educación, FP y Deportes (MEFPD) haya tenido en cuenta las alegaciones presentadas por el sindicato al Proyecto de Real Decreto por el que se modifican el RD 132/2010, de 12 de febrero, por el que se establecen los requisitos mínimos de los centros que impartan las enseñanzas del segundo ciclo de la educación infantil, la educación primaria y la educación secundaria, y el RD 659/2023, de 18 de julio, por el que se desarrolla la ordenación del Sistema de Formación Profesional. Esta propuesta será objeto de análisis en la Comisión Permanente del Consejo Escolar del Estado del próximo 12 de marzo.

    Y esto es así porque en este nuevo documento presentado, el MEFPD asume las reivindicaciones planteadas por CCOO y recupera la condición de “titularidad pública” de los edificios de uso compartido en los que se impartan ciclos formativos de Grado Medio, Grado Superior o cursos de especialización de formación, así como el carácter gratuito de los cursos de acceso a los ciclos formativos.

    Esto supone recuperar un elemento de equidad fundamental de nuestro sistema educativo, que permitirá tanto al alumnado como a la población adulta que, por las circunstancias que fuera hubiera dejado su formación, desarrollar su proceso educativo.

    Más cuando desde CCOO hemos denunciado en múltiples ocasiones que la repetición de curso, el fracaso y el abandono escolar temprano son tres elementos disruptivos que nuestro sistema educativo presenta y que afectan fundamentalmente al alumnado vulnerable, tanto por su contexto social como educativo, y a la población joven, en un país en el que 1,12 millones de personas de entre16 y 29 años ni trabajan ni estudian.